prev next
  • Estado restaurado: patio de butacas y escenario
    Estado restaurado: patio de butacas y escenario
  • Estado previo: patio de butacas y escenario
    Estado previo: patio de butacas y escenario
  • Estado previo: patio de butacas y palco
    Estado previo: patio de butacas y palco
  • Estado restaurado: patio de butacas y palco
    Estado restaurado: patio de butacas y palco
  • Estado previo: vestíbulo
    Estado previo: vestíbulo
  • Estado restaurado: vestíbulo
    Estado restaurado: vestíbulo
  • Estado restaurado: palco
    Estado restaurado: palco
  • Infografía del proyecto: escenario
    Infografía del proyecto: escenario
  • Infografía del proyecto: patio de butacas y palco
    Infografía del proyecto: patio de butacas y palco

Restauración de Iglesia Jesuita para Teatro, San Clemente (Cuenca)

Inmueble con protección integral perteneciente al Casco Histórico de San Clemente, catalogado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Conjunto Histórico. Está incluido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Interés Histórico Artístico del Ministerio (IPADIHA)

Promotor: Excmo. Ayuntamiento de San Clemente
Intervención incluida en el Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas (PLAMIT) de la Excma. Diputación Provincial de Cuenca
Emplazamiento: C/ Rafael López de Haro, nº 15 - San Clemente (Cuenca)

Encargo: Proyecto y Dirección de obra
Fecha de proyecto: Agosto 2014
Estado: finalizado - marzo 2015

Tipología de proyecto: Restauración
Presupuesto: 200.000 €
Superficie construida: 393 m2

Ingeniero: Valentín Martínez Sánchiz
Arquitecto técnico: Fernando Quintanilla Miguel
Constructora: ALVAC, S.A.


La Iglesia jesuita de Ntra. Sra. de Septiembre, conocida popularmente como el Teatro Viejo, es un edificio del siglo XVI que pertenece al espléndido y valioso casco antiguo de San Clemente. Repleto de edificios civiles, iglesias, conventos, palacios y casas señoriales, todos ellos de estilo renacentista, le ha valido la declaración de Conjunto Histórico – Artístico en 1980. La Iglesia es un edificio de una sola nave con una decoración muy sencilla de pilastras y cornisas clásicas adosadas a los muros laterales que soportan una bóveda de lunetos. Es un edificio con una gran armonía en sus proporciones y una acústica perfecta, motivo por el cual ha sido utilizado como teatro en las últimas décadas. En la planta sótano existía un aulario sin iluminación y ventilación natural, que junto con el deterioro del edificio y fundamentalmente las humedades existentes, hacen que haya quedado obsoleto y en desuso.

El proyecto recuperó la función de Teatro centrándose en tres aspectos fundamentales:


REPARACIÓN DE LAS LESIONES

Principalmente se debía resolver las humedades de capilaridad que se manifestaban tanto interior como exteriormente. Para ello se construyó un patio inglés que permite la ventilación e iluminación natural de la planta sótano y se instaló una impermeabilización en las zonas enterradas. Se utlizaron higroconvectores en la fachada principal y se repararon los yesos interiores acabándolos con pintura al silicato que favorece la transpirabilidad del muro.
En las bóvedas aparecían múltiples grietas y manchas de humedad que fueron convenientemente reparadas.

RENOVACIÓN DE INSTALACIONES Y ACONDICIONAMIENTO EFICIENTE.
La antigua calefacción de radiadores fue sustituida por un sistema de climatización por difusores en el suelo y con bomba de calor de alta eficiencia energética. Dejar todo el sistema oculto y sin impacto visual en la nave principal fue uno de los puntos que más condicionaron el diseño del proyecto.
Igualmente se sustituyeron las obsoletas instalaciones eléctricas y de iluminación de todo el edificio por sistemas led y mecanismos eficientes que se han adaptado a las necesidades de cada espacio: luz perimetral tenue en el vestíbulo, puntual y difusa en el patio de butacas, pilotos de seguridad en las escaleras, temporizadores en los aseos, etc...
En cuanto a protección contra incendios se instalaron los sistemas acordes con la normativa logrando un edificio más seguro para el uso que se le estaba dando.


RECUPERACIÓN FUNCIONAL Y ESTÉTICA
El Teatro tenía una imagen obsoleta, anticuada y muy gastada. En este sentido se proyectó una intervención contenida y respetuosa con el edificio original que buscaba recuperar su esplendor y esencia original.
En origen nos encontrábamos estructuras y barandillas metálicas en amarillo y rosa, celosías de madera pintadas igualmente en rosa, suelo de barro rústico, bancos de madera en el palco y butacas y telones en terciopelo azul muy gastado.
El proyecto buscó una imagen serena, con la integración discreta de las instalaciones, el respeto a su magnífica acústica y la utilización de pocos materiales, nobles y sobrios, que armonizasen y enfatizasen la belleza del edificio original: paredes blancas, madera de iroco y textiles negros fueron la paleta de materiales elegida para esta intervención.